Aboga Cepal por mayor integración regional para enfrentar Covid-19

Aboga Cepal por mayor integración regional para enfrentar Covid-19

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) abogó por una mayor integración regional como única manera para salir de la crisis provocada por la pandemia de Covid-19 en el área.

Así lo declaró la secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena, el pasado 10 de junio a propósito de su participación en la Conferencia de Alto Nivel Sobre Economía, Finanzas y Comercio en el Marco de la Covid-19, convocada por la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América-Tratado de Comercio de los Pueblos (AlBA-TCP).

En la teleconferencia, la funcionaria consideró que la región debe ir a una mayor integración que conduzca a una recuperación con economías más inclusivas y sostenibles.

Se trata, dijo, de una alianza que haga a la zona menos dependiente del exterior para satisfacer sus necesidades básicas.

Retos para América Latina y el Caribe

Bárcena se refirió a los nuevos retos que la pandemia impone y que enfrenta a América Latina y el Caribe a la peor recesión de su historia.

Recordó que la Cepal calcula una caída del 5,3 por ciento del Producto Interno Bruto en la región con un retroceso del 15% para el comercio, descensos de las remesas y turismo al menos de un 20%, aumento del desempleo, la pobreza y la desigualdad.

Ponderó asimismo la vigencia de los objetivos del AlBA-TCP en relación con la eliminación de las desigualdades sociales, la participación y el fomento de una mejor calidad de vida para sus ciudadanos.

Nuevo multilateralismo

En un momento de debilidad del multilateralismo, con auge del proteccionismo y menor cooperación internacional, opinó que urge lograr mayor integración y mencionó el ejemplo que da Cuba con su aporte de médicos al mundo.

“La actual crisis requiere ese tipo de soluciones. Un multilateralismo mejorado y mayor cooperación son claves para superar el impacto social y económico de la pandemia”, sentenció.

Consideró que este es el momento de impulsar nuevos sectores estratégicos, una mayor integración productiva y de implementación de políticas universales, redistributivas y solidarias.

“Es fundamental que nuestra región logre esa transformación estructural que favorezca la armonía entre el dinamismo económico, la inclusión social y la sostenibilidad ambiental”, afirmó.

La Cepal, que también repudió con fuerza las sanciones impuestas a los países del ALBA en tiempos de Covid-19, convocó a un cambio del modelo de desarrollo que no beneficie a la concentración de la riqueza, sino que privilegie una estructura productiva con más igualdad y universalidad al acceso a servicios como la salud y la nutrición.

ALBA-TCP está integrado por Antigua y Barbuda, Cuba, Dominica, Granada, Nicaragua, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Venezuela.

 

Prensa Latina / OVRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *