Aviso de la AIE sobre el petróleo: «Pensábamos que lo peor había pasado… pero volvemos a ver sombras»

Aviso de la AIE sobre el petróleo: «Pensábamos que lo peor había pasado… pero volvemos a ver sombras»

Dudas y nerviosismo sobre el futuro a corto plazo en el petróleo. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) había mostrado cierto optimismo en el anterior informe mensual sobre el mercado de petróleo. Sin embargo, en cosa de un mes la situación parece más incierta.

Pese al ‘rally’ del crudo, que ha devuelto al Brent europeo a la cota de los 40 dólares el barril, la AIE reconoce que se están acumulando nubes en el horizonte.

Los rebrotes de covid-19 en varias zonas del mundo antes de lo previsto y más fuertes de lo esperado están obligando a las autoridades a imponer confinamientos parciales. Estos lastrarán la demanda de petróleo. Ahora mismo, los precios se mantienen gracias al elevado cumplimiento de la OPEP y sus aliados con los recortes de producción de crudo.

El informe mensual del organismo energético siembra muchas dudas sobre el futuro. Y, sobre todo, rebaja el optimismo del mes anterior. Entonces, las economías comenzaban a despegar con fuerza en medio de la reapertura y la demanda de petróleo recuperaba ritmo a pasos agigantados.

Hace tan solo unas semanas, la luz se hacía sitio entra las sombras que habían dominado el mercado durante meses. El covid-19 había provocado la mayor caída de la demanda de crudo de la historia. Obligó a los productores y vendedores a almacenar vastas cantidades de inventarios, que estuvieron al borde de saturar la infraestructura petrolera allá por finales de abril y principios de mayo. Sin embargo, desde entonces la economía y el consumo comenzaron a despertar.

Vuelta a la realidad

«Comenzamos la segunda mitad de este singular año con la esperanza de que lo peor de las turbulencias del mercado petrolero hubiera quedado atrás. Varios indicadores mostraban una recuperación de la actividad económica, incluida la mejora de la movilidad en muchas regiones», señala el informe de la AIE.

«Sin embargo, el fuerte crecimiento de los nuevos casos de covid-19 y la reimposición de bloqueos en algunas regiones, incluidas América del Norte y América Latina, están ensombreciendo las perspectivas», sostiene el documento publicado este viernes.

 

Sólo el tiempo dirá si el impacto económico será grave. Mientras tanto, en las últimas semanas, los precios de referencia de los futuros del petróleo crudo se han mantenido notablemente estables. Con el Brent y el WTI rondando los 40 dólares el barril.

Además, la estructura de contango* visto en ambas curvas de futuros se ha aplanado, lo que principio indica que la demanda de crudo a corto plazo ha igualado la oferta.

«En el caso del Brent, incluso vimos algunos días de backwardation* en junio. Los mercados de futuros anticipan una transformación en el mercado petrolero desde un superávit sustancial en la primera mitad del año a un déficit en la segunda mitad», destaca el informe.

 

Sin embargo, ahora todo dependerá de lo que pase con la economía.

Oferta y demanda de crudo

Por otro lado, la AIE ha revisado al alza su previsión de demanda mundial de petróleo para 2020, hasta una media de 92,1 millones de barriles al día (mb/d). Esto representa un incremento de 400.000 barriles diarios respecto de su último pronóstico. Sin embargo, advierte que los rebrotes de contagios de covid en algunas regiones representan un riesgo para estas perspectivas.

Evolución de la demanda y la oferta de petróleo. AIE

La incertidumbre es elevada y las previsiones pierden solidez en un contexto tan incierto. No obstante, en caso de que la situación no empeore sobremanera, la nueva estimación de consumo mundial de petróleo en 2020 representa una caída de 7,9 mb/d en comparación con la demanda registrada en 2019. Aún así supone una mejora respecto a las anteriores previsiones de la agencia ante una caída menos profunda de lo proyectado en el segundo trimestre.

Como consecuencia de este ajuste al alza en la previsión para 2020, de cara a 2021 la AIE anticipa que la demanda mundial de petróleo será de 97,4 mb/d. Eso es un avance de 5,3 mb/d, algo inferior a lo proyectado anteriormente. En promedio, esto supondrá que el consumo mundial de crudo en 2021 estará todavía 2,6 mb/d por debajo de la media de 2019.

Por otro lado, la AIE reconoce que en 2021 la demanda de queroseno y demás combustibles para la aviación seguirá estando varios niveles por debajo a lo mostrado en 2019. El organismo cree que la demanda de este derivado del crudo seguirá estando unos 2,6 mbd por debajo de los niveles previos al covid-19.

Vicente Nieves – El Economista.es / OVRE

*Se entiende por contango aquella situación en la que el precio de los futuros financieros tiene un precio mayor que el precio actual (precio spot). La situación contraria a contango es backwardation.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *