Brasil habilita a 37 empresas para próxima subasta petrolera

Brasil habilita a 37 empresas para próxima subasta petrolera

Las únicas dos entre las que pagaron la tasa de participación y cuya inscripción fue rechazada fueron Cepsa Óleo e Gás do Brasil Ltda y Okada Serviços de Geociencias

Brasil habilitó a 37 de las 39 empresas que se inscribieron para la subasta de concesiones para explorar y explotar petróleo y gas en áreas marinas y terrestres que realizará en octubre próximo, informaron hoy fuentes oficiales.

Tras el análisis de la documentación presentada por las interesadas fueron aprobadas 37 compañías, entre ellas gigantes como la estadounidense Exxon, la anglo-holandesa Shell, la inglesa BP, la francesa Total y la brasileña Petrobras, informó en un comunicado la Agencia Nacional del Petróleo (ANP, regulador).
Entre las inscritas también figuran grupos multinacionales con inversiones en Brasil, como el chino CNOOC, la colombiana Ecopetrol, la portuguesa Galp, la estadounidense Anandarko, la francesa GDF Suez, la noruega Statoil y la angoleña Sonangol.
Las únicas dos entre las que pagaron la tasa de participación y cuya inscripción fue rechazada fueron Cepsa Óleo e Gás do Brasil Ltda y Okada Serviços de Geociências.
Pese a la recesión en Brasil y a la crisis del petróleo, con los precios del crudo cayendo en picada, el número de empresas habilitadas para la próxima subasta petrolera supera al de compañías que disputaron el concurso anterior, en noviembre de 2013, cuando 26 compañías se inscribieron.
La próxima subasta, la décima tercera organizada por la ANP desde que Brasil puso fin en 1998 al monopolio que tenía Petrobras, está prevista para el 7 de octubre y ofrecerá derechos para explorar y explotar 269 bloques en diez cuencas sedimentarias.
La subasta estaba inicialmente prevista para el primer semestre del año, pero el Gobierno la postergó en marzo pasado por la caída de las cotizaciones internacionales del crudo y por la crisis que ya entonces enfrentaba Petrobras.
La petrolera brasileña, protagonista de un gigantesco escándalo de corrupción, enfrenta una crisis derivada de su enorme deuda y de dificultades de captación que le han obligado a reducir sus inversiones.
En la última subasta, en noviembre de 2013, la ANP solo adjudicó el 30 % de las 240 licencias que ofreció en concesión debido a que la mayoría de los bloques licitados estaba en áreas aún poco exploradas y con potencialidad principalmente para gas natural y gas no convencional.

Fuente: elmundo.com.ve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *