China y África: 4 claves de un futuro de cooperación

China y África: 4 claves de un futuro de cooperación

El Foro de Cooperación China-África (FOCAC) celebró esta semana su primera cumbre después de 9 años, tiempo en el que han cambiado las fórmulas de colaboración entre el gigante asiático y el continente africano. Actualmente existen “cuatro tendencias que podrían definir el futuro de las relaciones entre China y Africa”, escribe ‘The Diplomat’, revista en línea especializada en la región de Asia-Pacífico.

Industrialización

China importa recursos naturales y energéticos del continente africano y exporta productos manufacturados baratos, recuerda la redactora jefe de ‘The Diplomat’, Shannon Tiezzi.

Sin embargo, la experta opina que este tipo de relaciones quedan relegadas a un segundo plano, ya que entre las prioridades de Pekín figura la mejora de las capacidades de China para fabricar productos de alta tecnología, aunque también la creación de capacidades de industrialización en otros países. Además, al instalar sus fábricas en otros países, ello ayuda a las compañías chinas a desarrollar su dimensión global, escribe Tiezzi.

Además de en infraestructura, la estrategia china hace hincapié en la industrialización, que es hacia donde se dirigen los países africanos, que aspiran a hacer una transición desde su condición de países exportadores de recursos naturales a la de economías industrializadas. En esta área China está dispuesta a cooperar con el continente africano y la industrialización será “el foco principal de esta cooperación en la nueva era”, reza el artículo.

En su discurso de apertura del Foro de Cooperación China-África (FOCAC), Xi Jinping anunció este viernes un “programa de industrialización China-Africa” que incluya “inversión china, construcción y mejora de parques industriales en África, educación de 200.000 especialistas africanos y una cuota de 40.000 alumnos para estudiar en China”. Pekín es “un socio a largo plazo conveniente y fiable para África a la hora de lograr la industrialización”, dijo el ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, citado en el artículo de ‘The Diplomat’.

Cooperación militar y en seguridad

Pese a que el comercio y la inversión son los factores clave que determinan las relaciones entre China y África, el gigante asiático también aspira a cooperar activamente también en seguridad.

China tendrá un mayor protagonismo en “la resolución de cuestiones candentes en África”, reza el artículo. Pekín, que participa como mediador en el conflicto entre Sudán y Sudán del Sur, ha desplegado, asimismo, su primer batallón de fuerzas de paz de la ONU en Sudán del Sur. Además, China planea proporcionar asistencia financiera y militar al Ejército de la Unión Africana.

Dada la complicada situación que existe en África en materia de terrorismo, Pekín tiene la intención de mejorar la cooperación antiterrorista con los países africanos y aumentar su capacidad para hacer frente a estos grupos. Entre las mayores amenazas figuran el grupo Boko Haram en Nigeria, Al Shabab en Somalia y Al Qaeda en el Magreb Islámico.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *