EL DESCUENTO EN EL ENCAJE LEGAL. Develando la verdad

EL DESCUENTO EN EL ENCAJE LEGAL. Develando la verdad

Mucho se ha comentado y analizado sobre la medida anunciada por el Banco Central de Venezuela (BCV) en septiembre del presente año, referente a la “metodología para la determinación del descuento aplicable a los requerimientos de encaje”. Inicialmente esta circular expresa que “se descontará un monto equivalente a Bs. 30 billones a los requerimientos de encaje totales” y se aplicará a partir del 18/9/2020. Posteriormente se indica, mediante fórmulas, como calcular el descuento para cada institución bancaria, utilizando parámetros como:

Parámetros variables

.- Déficit de encaje teórico. (Monto no cubierto de la posición de encaje)
.- Saldo en cuenta corriente del banco. (Saldo que mantiene la institución bancaria en el BCV)
.- Requerimiento de encaje del banco. (Monto por concepto de encaje a mantener en el BCV)

Parámetro Constante

MUI: Monto único de incentivo para el sistema de Bs. 30 billones.
La aplicación de estos elementos determina el descuento al requerimiento de encaje que corresponde a cada institución bancaria del total de los Bs. 30 billones.

Ahora bien, ¿cuál es el objetivo de esta medida?

Esta medida, se suma al descuento por Bs. 1,5 billones dispuestos en la circular emitida por el BCV en abril del presente año, para alcanzar un total de Bs. 31,5 billones, calculados a la fecha en la que se descuente el déficit de encaje, es decir, el objetivo de esta medida es permitir a los bancos cubrir el déficit de encaje.

¿Por qué “descontar”?

Porque los bancos no disponen de fondos en su cuenta en el BCV para cumplir con la normativa de Constitución de encaje mínimo requerido.

Las Normas de Constitución del encaje vigente establecen que aquellas instituciones bancarias que presenten déficit de encaje deberán pagar al BCV un costo financiero calculado diariamente mediante una fórmula anclada al índice de inversión (indicador que aumenta en proporción a como lo haga el precio del dólar). Esto implica que aquellos bancos que mantengan déficit de encaje aumentarán sus gastos financieros, en consecuencia merman sus ganancias.

Muy lejos de lo que se ha dicho respecto a este tema del descuento del encaje, la medida no significa una “liberación de encaje” por Bs. 30 billones, sino que representa una asistencia al sistema bancario con el fin de cubrir saldos negativos en su cuenta en el BCV; en términos contables para que la caja quede en positivo.

¿Por qué la Caja de un banco queda en negativo?

Operativamente, la salida de fondos de la Caja de un banco básicamente viene dada por liquidación de pagos por punto de venta, canales electrónicos, órdenes de pago. Si la salida de estos fondos superan las entradas, el banco está incurriendo en déficit; por lo tanto no dispone de fondos para que el BCV aplique el monto por encaje requerido. Al no disponer de fondos, la institución bancaria automáticamente debe aplicar la norma del Costo Financiero por Déficit de Encaje COFIDE al monto no cubierto diariamente.

¿Cuál es la situación al día de hoy luego de la medida de descuento?

Efectivamente, luego de la medida aplicada en septiembre del presente año, el sistema bancario estuvo en una situación de caja positiva, con fondos disponibles aunque no lo suficiente para el otorgamiento de créditos como se pensó. Sólo fue un auxilio que los tesoreros de los bancos tuvieron que aprovechar haciendo rendir ese saldo positivo luego del descuento, colocando overnight activos para obtener una ganancia inmediata; ya que por la dinámica actual de los flujos financieros, era indudable que el déficit en caja volvería a manifestarse, tal como se viene presentando en la actualidad.

¿Hay crecimiento en la Cartera de Créditos luego de la medida?

El sistema bancario muestra un crecimiento en la Cartera de Créditos un poco más de Bs. 20 billones al cierre de septiembre de este año, producto del ajuste de los créditos Unidad de Valoración Comercial UVCC y los Créditos de Unidad de Valor de Crédito Productivo UVCP por incremento de la tasa de cambio oficial; y no precisamente por el otorgamiento de créditos y menos aún por aumento de límites en tarjetas de créditos como también se había especulado.

Es importante aclarar que esta medida de descuento por Bs. 30 billones al requerimiento de encaje de la instituciones bancarias no significó algún impacto en la tasa de cambio ni en la inflación. Este descuento trajo consigo un “alivio”, un ajuste contable en la “Caja” de los bancos.

En cierta forma, la medida es temporal, ya que si los bancos siguen teniendo inmovilizado el 93% de sus obligaciones netas (depósitos) por concepto de encaje, y sabiendo que las captaciones del público (depósitos) del sistema bancario mostraron un incremento al cierre de septiembre de Bs. 128 billones con respecto al mes de agosto del presente año, lo más probable es que el déficit de encaje se mantenga hasta que el BCV ajuste este monto del descuento nuevamente

Henry Daboín – Especialista en Banca y Finanzas / OVRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *