EMERGENCIA ECONÓMICA Por: Econ. Raúl E.Peñaloza B.

EMERGENCIA ECONÓMICA Por: Econ. Raúl E.Peñaloza B.

Reto para la revolución – encrucijada para la oposición

Tips:

El artículo 338 de la CRBV establece que podrá decretarse la emergencia económica con una duración de 60 días, prorrogable por 60 días más la cual debe ser aprobada por la A.N.

Según el Observatorio Venezolano de la Realidad Económica OVRE, el 79% de los venezolanos esperan que de la nueva A.N. surjan soluciones más que conflictos y el 63% apoya la aprobación de la emergencia económica anunciada por el Ejecutivo.

Es muy probable que los Diputados de la MUD busquen distraer la atención sobre el impacto y alcance de la Emergencia Económica a través de una agenda que descalifique las necesidades reales de la población.

Luego de todos los embates a los que ha estado sometida nuestra economía y que han sido descritos incansablemente por políticos, intelectuales y técnicos, como una GUERRA ECONÓMICA dirigida desde los EEUU, ejecutada por la burguesía nacional, y que sumada a la caída vertiginosa de los precios del petróleo en casi 80%, se convierte inevitablemente en una Emergencia Económica, debe ser atendida como tal y nos exige definiciones puntuales a todos los sectores.

Muchos actores han negado la existencia de la guerra económica, concepto que pretende sintetizar un conjunto de prácticas llevadas a cabo por actores políticos y económicos nacionales e internacionales con dos objetivos claros, 1) Extraer de los venezolanos cualquier excedente, producto de las políticas sociales implementadas por el Gobierno Nacional (Mayores Ganancias) 2) Desestabilizar al Gobierno mediante el deterioro progresivo del poder adquisitivo de los venezolanos, el cual veníamos recuperando gracias a la Revolución, y así socavar la base política para retornar a los espacios perdidos (Mayor poder)

Asimismo, esta operación consiste en llevar a cabo acciones cotidianas que incluyen la disminución de la producción, realizar importaciones fraudulentas, contrabando de extracción hacia Colombia, acaparamiento de productos esenciales, aumento indiscriminado e injustificado de los precios, desaparición sistemática y planificada de alimentos, acaparamiento de medicinas y productos de primera necesidad, especulación con la divisa, calificaciones de riesgo manipuladas, pronunciamiento de líderes políticos tarifados de derecha en otros países y por supuesto la agresión constante de las trasnacionales de la comunicación alineadas en un solo mensaje antivenezolano. Este conjunto que rompe la armonía socioeconómica y del cual todos los venezolanos somos no solo testigos sino victimas es lo que se denomina fehacientemente Guerra Económica.

Ahora bien, estamos en una situación en la que si usted está consciente de la existencia de la guerra económica o es incrédulo ante ella, ya no es importante; incluso puede considerar que los responsables de las colas, de la inflación o de la escasez, son los representantes de la burguesía y sus aliados, o, por el contrario, endosar la culpabilidad al Gobierno Nacional por acción u omisión, pero repito, ya eso no es lo relevante dado que nos tocará enfrentar durante los próximos dos (2) años una situación tan aguda, que independientemente de la creencia o negación de la guerra económica, lo que dificulto es que usted pueda negar que nos encontramos en EMERGENCIA ECONÓMICA. Todos la sentimos, la percibimos, la pagamos y la vivimos, estamos indiscutiblemente en EMERGENCIA, es decir, necesitamos aplicar tratamiento urgente y debemos enfrentarla con los recursos disponibles, ya que manejar un déficit fiscal importante, compromisos de deuda elevados, dificultades para realizar refinanciamiento, bajos ingresos petroleros, baja o nula producción nacional, bajos niveles de inventarios y altos precios en los productos en general, no será un escenario sencillo, el cual nos impacta a todos, nos afecta a todos y lo más importante, necesita del compromiso de todos para poder superarlo.

Entonces, si usted es un entusiasta militante de la revolución y tiene conciencia del papel que ha tenido la burguesía nacional en este desastre, respire profundo y entienda que estamos en emergencia y necesitamos de la participación de todos los sectores, pero si por el contrario usted es un ferviente opositor esperanzado con “el cambio”, entienda que sin acuerdo para el trabajo y la estabilidad, sin la participación activa de las comunas y los consejos comunales no se solucionarán los problemas que atravesamos actualmente, ni los que están por venir.

Hoy (viernes 15/01/2016) durante la Rendición de la Memoria y Cuenta del Ejecutivo ante la Asamblea Nacional será presentado el decreto de EMERGENCIA ECONÓMICA para ser evaluado y autorizado por el Poder Legislativo. En el parlamento están presente las dos (2) fuerzas políticas que antagonizan posiciones ideológicas y prácticas, pero aunque ambas bancadas representan intereses distintos están obligadas a respaldar y aprobar la misma, que le permita al Ejecutivo Nacional diseñar políticas en materia fiscal, monetaria y cambiaria, así como todo lo relacionado a incentivar la producción nacional, aspecto fundamental y condición sine qua non para enfrentar la crisis económica, que aunque tiene un alcance global con impacto regional, tiene en Venezuela un caso con particularidades especialmente difíciles.

Con la finalidad de asumir la responsabilidad de llevar a cabo el conjunto de medidas necesarias para enfrentar la crisis en el marco de la Emergencia Económica, el Presidente de la República ha incorporado al gabinete un conjunto de venezolanos encabezados por el Prof. Luis Salas que acompañado de profesionales del más alto nivel académico, técnico e ideológico son capaces de asumir la difícil e histórica tarea de diseñar una alternativa incluyente con la cual superar la adversidad, profundizando la revolución y sin entregar concesiones a la burguesía, DONDE SE REIVINDIQUE EL TRABAJO Y LA PRODUCCIÓN.

Por: Econ. Raúl E.Peñaloza B.

@raulen13

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *