Especulación, Inflación e Hiperinflación

Especulación, Inflación e Hiperinflación

Econ. Ingerzon Freites

@indafrero

Cuando los agentes económicos (empresarios y comerciantes) pierden la confianza en la política económica, en este caso la relacionada con los aspectos cambiarios, la fijación de precios depende directamente de las expectativas, y cuando se depende directamente de las expectativas para fijar precios, el circuito económico comienza a trascender de la inflación a la hiperinflación.  


Como es bien sabido por los economistas del país, los estudiosos de la materia y  la población venezolana en general, las características estructurales  de la economía venezolana sirven de plataforma para hacer que el mercado de bienes y servicios tenga una alta influencia especulativa.

Bastante hemos analizado y divulgado sobre la formación monopólica de nuestra economía y las consecuencias que esto ha traído al país. También se han hecho propuestas para superar el rentismo, para promover la diversificación y el encadenamiento sectorial, este último siendo noticia esta semana que culmina con el convenio firmado entre la República y el ONUDI.

La especulación venezolana obedece principalmente a las expectativas de ganancias de los empresarios y comerciantes, a su estructura monopólica, y a la ineficiencia del Estado para aplicar los correctivos necesarios mediante instrumentos tributarios y fiscales.

Pero algo que requiere mayor estudio, análisis y rigurosidad para superar la destrucción del salario de los venezolanos, es la aparición persistente y constante de la inflación en Venezuela, el cual no se ha podido superar al menos en los últimos 30 años, a pesar que al principio de la década del 2000 en el gobierno del Presidente Chávez, hubo indicios importantes para hacerla retroceder a un digito.

Dentro de los estudios de la inflación se hacen mención a la falta de producción y productividad del país, pero muy pocos articulistas hablan de las expectativas de los agentes económicos y el efecto transferencia del tipo de cambio sobre los precios.

Recordemos que el tipo de cambio nominal tiene un profundo impacto para la economía y la política económica, su formulación debe tomar en cuenta los aspectos monetarios, fiscales, cambiarios y sectoriales. También impacta la política de comercio exterior y resultados macroeconómicos como la inflación, el crecimiento, empleo y balanza de pago.  Recordemos que la economía afecta el empleo y las variaciones de precios como ya lo hemos dicho, por lo tanto las fluctuaciones del tipo de cambio nominal al afectar los precios inciden de manera directa en la pobreza y distribución del ingreso.

Las fluctuaciones del tipo de cambio nominal y las expectativas (percepción) de los agentes económicos están altamente relacionadas. En su libro El Efecto Transferencia de Omar Mendoza (OM), editado por el BCV año 2012 afirma: “ una fluctuación del tipo de cambio sobre los precios, principalmente por la percepción de los individuos y, en especial, de aquellos que fijan precios sobre la naturaleza (permanente o transitoria) de las fluctuaciones del tipo de cambio nominal podría ser interpretado de difícil reversión en un contexto de inflación alta por lo que una proporción considerable de las empresas decidirán ajustar los precios  de los productos que ofrecen debido al impacto permanente en sus costos de producción ocasionado por el aumento del tipo de cambio”. Tomando en cuenta lo antes dicho por OM, efectivamente las expectativas juegan un rol fundamental en los agentes económicos, sobre todo en aquellos que fijan precios, al presumir que sus costos de reposición van a verse afectados por las fluctuaciones del tipo de cambio.

Muchos que me leen, seguramente se estarán preguntando como los fijadores de precios pueden actuar de esa manera, sí el tipo de cambio en Venezuela ha tenido pocos periodos de fluctuaciones desde la implementación del control. Entonces llego el momento de introducir el efecto DólarToday,  que vino a sustituir la función de la política cambiaria, afectando la racionalidad y expectativas de los agentes.

Ante esta situación, incluyendo la aceleración del tipo de cambio DólarToday  el cual tuvo una variación en 12 meses (Enero 2017- Diciembre 2017) de 3.487%, los agentes económicos comenzaron a reaccionar únicamente a partir de sus expectativas racionales, cuyas variables principales son el costo de reposición y la desconfianza en la política cambiaria como bien ha sido estudiado por muchos autores entre ellos Reinhart, Rogoff y Savastano (2003),  Amitrano, De Grauwe y Tulio (1997).

Entonces podríamos decir que el efecto transferencia de Dolartoday viene afectando las expectativas de los fijadores de precios, como también lo afirma OM en su libro; “En un sistema de administración de divisas o de mercado de divisas segmentados, el comportamiento del tipo de cambio paralelo o no oficial puede afectar la inflación por varias razones”.  Entre las razones el autor define: 1) las importaciones  no financiadas a través del mercado controlado estaría directamente asociado con el tipo de cambio no oficial.  2) El precio de las transacciones que se realizan con las divisas obtenidas en el mercado controlado.

Cuando los agentes económicos (empresarios y comerciantes) pierden la confianza en la política económica, en este caso la relacionada con los aspectos cambiarios, la fijación de precios depende directamente de las expectativas, y cuando se depende directamente de las expectativas para fijar precios, el circuito económico comienza a trascender de la inflación a la hiperinflación.

Es muy importante que el lector entienda que la situación de los precios en Venezuela obedece a varios elementos multifactoriales,  pero en el caso preciso de las expectativas, los agentes económicos (fijadores de precios), necesitarán recuperar la confianza en la política económica (moneda nacional, tipo de cambio y seguridad jurídica), para ajustar los costos a las transacciones reales de los bienes y servicios. Esto es debido a que los  agentes económicos al ver una política económica que les genere confianza, preferirán esperar resultados antes de proceder a cambiar los precios.

Cualquier solución al problema planteado parte de la construcción de un programa económico integral como se ha planteado en varias oportunidades en los distintos medios de comunicación y espacios de debate como universidades e instituciones públicas.

OVRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *