Fondo de Valores Inmobiliario invertirá $20 millones en el país

Fondo de Valores Inmobiliario invertirá $20 millones en el país

Aseguran que Venezuela sigue siendo una plaza muy rentable para el mercado de inmuebles. Varios proyectos figuran en el portafolio de la empresa

Con varios proyectos en el área inmobiliaria y el interés de promocionar el mercado de capitales en el país, el Fondo de Valores Inmobiliario (FVI) planea invertir cerca de $20 millones en Venezuela en 2016.

“Estamos en la búsqueda de nuevas alternativas de inversión, tenemos capacidad ociosa para operar centros comerciales y somos una alternativa para los grupos de inversionistas”, aseguró Alejandro Petit Mena, director de finanzas y CFO del FVI en una entrevista con El Mundo Economía y Negocios.

Explicó que la inversión a realizar se hará en parte con capital propio y el resto del mercado de capitales.

En los planes del FVI contempla viviendas que, según el vocero, tienen un bajo riesgo de inversión y alto retorno. Asimismo, dada la reciente alianza con el grupo Español AC del empresario Antonio Catalán, se planifica desarrollar un hotel de ciudad en Caracas, bajo la marca AC.

“Este tipo de negocios es muy favorecedor; por ejemplo, cuando nosotros hicimos el edificio Galipán, en Chacao, incluía 46.000 metros cuadrados de oficina, entramos, nos asociamos, construimos, vendimos y salimos. Ese es un nicho de mercado que hay que aprovechar en Venezuela”, apuntó el vocero.

Recientemente la empresa, inscrita en la Bolsa de Valores de Caracas (BVC), concluyó el edificio de apartamentos Residencias Tolón y un local donde estará la sede de Seguros Altamira, en Caracas, además adquirió 50% del Hotel Camurí Grande en Vargas.

Otro de los planes es la expansión del Tolón Fashion Mall, que será hacia un terreno lateral al centro comercial. Incluye 6.000 metros cuadrados de comercios y 300 puestos de estacionamiento.

El FVI también evalúa la adquisición de negocios en marcha en el sector de centros comerciales en el interior del país.

“Negocios que generen flujo de caja; tenemos capacidad en nuestro back office administrativo y el know how para agregar negocios sin incrementar los gastos de administración y operación”, dijo Petit Mena.

Viento a favor

El director de finanzas del FVI afirmó que Venezuela sigue siendo una plaza “muy rentable” para el negocio inmobiliario, pues posee “márgenes muy superiores a los que tiene el mismo negocio en la región”.

“Un entorno de alta inflación, control de cambio y altos niveles de liquidez nos beneficia, debido al aumento en el valor de los inmuebles en su condición de activos no monetarios”, explicó.

Ante los índices de ahorro en el país, Petit Mena estimó que los aliados comerciales -como llaman a los locatarios- también pueden generar buenos ingresos en este entorno-país, ya que el consumidor actualmente tiende a cambiar los bolívares por bienes, incluyendo los adquiridos en los centros comerciales.

La empresa, que figura como emisor de renta fija en toda la nación, se concentra en personas de altos ingresos para desarrollar proyectos inmobiliarios.

“Creemos que la situación actual de Venezuela es coyuntural. Nos encontramos en un situación económica compleja, pero todavía hay margen de maniobra para salir de la crisis”, comentó.

Incentivos

“Tener un mercado de valores dinámico permitiría al Estado generar confianza, lograr inversión extranjera y a muchos emprendedores levantar capital”, afirmó Petit Mena, quien instó a promocionar en el país el mercado de capitales y “hacerlo cada vez más eficiente”.

El FVI es una empresa inmobiliaria financiera insertada en el mercado de valores venezolano y americano. “El capital de la empresa es mayoritariamente venezolano aun cuando al tener un programa de ADR’s en la Bolsa de Nueva York, tenemos accionistas extranjeros”, explicó.

La empresa tenía una renta fija dentro del mercado de valores venezolano de Bs. 1.250 millones para 2014, de acuerdo con datos de la compañía.

Los estados financieros son auditados por la firma Kpmg y supervisados por SNV y la SEC.

Resultados favorables

La empresa destaca las regulaciones hechas en 2014 en la normativa de alquileres y condominios como un elemento que restableció las condiciones de mercado y fijó los acuerdos entre los dueños de centros comerciales y comerciantes.

Dada la publicación de la Ley de Regulación del Arrendamiento Inmobiliario para el Uso Comercial en 2014, “los ingresos por alquileres para el segundo semestre del año crecieron 137% en comparación al primer semestre del mismo año”, se describe en la Memoria Anual 2014 del FVI.

Sin embargo, el porcentaje de visitantes a los centros comerciales bajó 3,94%, al registrar el ingreso cerca de 2.500.000 personas en 2014, a diferencia de 2013 cuando estuvieron 3.000.000 personas.

Afianza la inversión

El FVI actualmente opera en el área de oficinas, centros comerciales, estacionamientos, hoteles, vivienda y administración y operación de inmuebles.

Maneja un portafolio de comercio con más de 130.000 metros cuadrados de área bruta arrendable con 750 arrendatarios. Posee más de 6.000 puestos de estacionamiento en operación.

El Tolón Fashion Mall, Paseo El Hatillo La Lagunita, Centro San Ignacio y Llano Mall Ciudad Comercial son centros comercilaes y de entretenimiento operados por el FVI.

En República Dominicana la empresa especializada en el negocio inmobiliario y financiero inauguró en 2010 el Blue Mall, un centro comercial de 20.000 metros cuadrados con una inversión de $160 millones. En ese espacio se creó el hotel JW Marriott, el primero del Caribe. Este último factura alrededor de $12.000 millones al año, según la memoria anual del FVI.

Al menos 600 empleados directos y más de 1.800 indirectos genera el negocio.

La empresa trabaja en crear también en la región andina y el Caribe un fondo inmobiliario insertado en el mercado de valores.

“Estamos a la caza de oportunidades, evaluando proyectos nacional e internacionalmente para expandir nuestra actividad en el sector de centros comerciales y de hoteles”, dijo Petit Mena.

El director de finanzas del FVI espera que en los próximos cinco años se reactive el negocio petrolero en Venezuela, para que también se incremente considerablemente la demanda de espacios inmobiliarios.

Leer más en: www.elmundo.com.ve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *