¿Ingresará la economía mundial en una nueva depresión?

¿Ingresará la economía mundial en una nueva depresión?

De acuerdo con Esteves (2005) – Diccionario razonado de economía – la depresión es una de las cuatro fases en las que se divide el ciclo económico. Ésta agrupa varios elementos que se interrelacionan: 1. Descenso de la producción de bienes y servicios; 2. Aumento del desempleo; 3. Reducción del poder de compra; 4. Baja generalizada de precios. Distorsiones entre precios y costos.

Los antecedentes más recientes sobre depresiones económicas en el mundo señalan la Gran Depresión del año 1929 iniciada en Estados Unidos. Este fue un fenómeno mundial que se diseminó desde los países desarrollados hacia los países en desarrollo. A través de las regiones de América Latina, África y Asia. Las economías se derrumbaron debido a que los precios de las materias primas cayeron en los mercados mundiales tras la violenta caída de la demanda de los países industrializados. Un proceso especulativo en la bolsa de valores – Wall Street – en Estados Unidos fue uno de los gestores de llamado crack de 1929.

Motivado a este hecho histórico, entre 1932 y 1939, la producción industrial se desplomó en todo mundo, cayendo a la mitad en Estados Unidos; alrededor de 40% en Alemania; cerca de 30% en Francia, y un 10% en el Reino Unido. Los países industrializados experimentaron deflación de precios por el orden del 25% en el Reino Unido, 30% en Alemania y Estados Unidos, y más de 40% en Francia. En Estados Unidos en 1933, una cuarta parte de la fuerza laboral estaba sin empleo.

Ahora bien, en el contexto de la enfermedad Covid-19, ¿es posible configurar un escenario en el que la economía mundial sufra una depresión económica a partir de este año 2020?

Al 3 de agosto de 2020, los casos de covid-19 superan los 18 millones de personas contagiadas. Debido a las medidas sanitarias de distanciamiento social y cuarentena social, la economía mundial está operando a un nivel intermedio o bajo de capacidad potencial.

En opinión de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional, se proyecta que la economía mundial descienda en 4,9% en 2020. Las economías avanzadas (Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia, España, Japón, Reino Unido y Canadá) experimentarían en promedio descensos de 8,0%. Las economías de mercados emergentes y en desarrollo se contraerían en promedio 3,0%; de hecho, una tasa inferior a la proyectada por los países avanzados.

Se proyecta al mismo tiempo que el volumen de comercio mundial de bienes y servicios descienda en 2020 en 11,9%. Los precios al consumidor se estima que desciendan a 0,3% en 2020.

Aunque es prematuro concluir que la economía mundial se acerca a una depresión económica, no es menos cierto que existe una fuerte recesión mundial y su extensión va a depender, entre otros, de la propagación de nuevos casos de covid-19, así como la creación de una vacuna que paralice esta enfermedad que agobia el mundo entero.

César Andrea Pérez | cesar.andrea49@gmail.com / OVRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *