La desaceleración China y su impacto global en 5 gráficas

La desaceleración China y su impacto global en 5 gráficas

La crisis financiera iniciada en 2008 está derivando a una crisis estructural de la economía global que alterará todas las variables del comercio y la industria. En este proceso, la desaceleración China tendrá un alto impacto en todo el mundo, no sólo por el tamaño de su economía, sino también por su rápido crecimiento en el período pre y post crash financiero 2008/2009. Una economía que pasó de representar el 3 por ciento del PiB mundial el año 2000, al 14 por ciento en 2015 no puede tener poca importancia. En este mismo período, Estados Unidos bajó del 25 por ciento del PiB mundial al 22 por ciento. Japón, que en el año 2000 era la segunda economía del planeta y representaba el 10 por ciento del PiB mundial, hoy es el 5 por ciento del PiB.

China se convirtió en el mayor consumidor de los principales productos básicos y el año 2013 representó casi la mitad del consumo mundial de cobre, aluminio, níquel, zinc y carbón. La demanda china llevó a un fuerte aumento de los precios mundiales de productos básicos en la última década, y por eso este período fue apodado como el “súper ciclo” de los productos básicos. Un ciclo que se desvanece a medida que la desaceleración se acrecienta como dan cuenta la caída de las exportaciones e importaciones chinas. En 2015 las exportaciones chinas representarán la cuarta parte del período previo a la crisis mientras que las importaciones serán apenas un tercio a las realizadas antes que colapsara el sistema financiero. Nótese el empuje que tuvo china en el momento de la crisis 2008/2009 y cómo ese impulso ayudó a evitar la propagación de la crisis de Europa y Estados Unidos a los países emergentes.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *