La Reconversión Monetaria y el Programa Económico por Venir

La Reconversión Monetaria y el Programa Económico por Venir

Econ. Ingerzon Freites /@indafrero

Para que la reconversión tenga el éxito esperado,  lo primero que debe hacer este o un nuevo gabinete económico, es reconstruir la política fiscal, cuyos objetivos principales apuntan a optimizar el  gasto público, la política tributaria y los subsidios como variable de protección al pueblo.


El 27 de diciembre del 2017 el Observatorio Venezolano de la Realidad Económica, difunde en varios medios de comunicación  “las propuestas económicas de Ovre”, entre las cuales se encontraba la reconversión monetaria en el marco de una política integral.

La reconversión monetaria es una medida de políticas públicas, que consiste en eliminar un número específico de ceros a la moneda nacional, a los fines de llevarla a una nueva y menor escala monetaria. Así, esta medida abarca todos los importes monetarios, entre los cuales pueden señalarse los precios de los bienes y servicios que se venden o prestan en el país, sueldos y salarios, ahorros, pensiones, deudas, cánones de arrendamiento y demás compromisos de pago, tipo de cambio e impuestos, entre otros; simplificando de esta manera la comprensión, uso y manejo del dinero. Según las autoridades monetarias las reconversiones tienen varios objetivos, entre ellos: a) Reforzar  la  confianza  en  la moneda  nacional,  al  desprenderse  su denominación  nominal  de  la  influencia   inflacionaria  b)  Alcanzar   una   mayor   eficiencia   en   el   sistema   de   pagos   (mayor utilización de monedas).   c)   Simplificar  el  cómputo  y  registro   contable  de  las  transacciones,  así como  los  cálculos  aritméticos  de  importes  monetarios, y  facilitar  la comprensión de cantidades grandes de dinero.

A mi entender la reconversión monetaria es una política pública neutra, cuyo éxito dependerá de su aplicación y el programa económico que la acompañe.  Sin embargo alertamos que la cifras de tres cero nos parece insuficiente debido a los precios que mantienen los productos actualmente, también podría estudiarse mantener la eliminación de los tres cero al cono monetario y eliminar cuatro cero a la economía (sistema de precios, administrativo, contable y financiero).

Cuando hablamos del programa económico por venir, nos referimos al conjunto de acciones y medidas que debe tomar el ejecutivo nacional para superar la crisis económica actual, causada principalmente por el contrabando de extracción (gasolina y alimentos), ataque a la moneda nacional (tráfico de billetes e imposición del tipo de cambio) e inexistencia de una rigurosa y blindada política económica.

Como no pretendemos llover sobre mojado en relación a los métodos de la guerra económica, y creemos más importante alentar e invitar al gobierno nacional a completar el anunció de la reconversión con la formulación de una política económica que abarque lo fiscal, monetario, cambiario, la política de renta y por último la política sectorial.

Para que la reconversión tenga el éxito esperado,  lo primero que debe hacer este o un nuevo gabinete económico, es reconstruir la política fiscal, cuyos objetivos principales apuntan a optimizar el  gasto público, la política tributaria y los subsidios como variable de protección al pueblo. Partiendo de esos objetivos es obligatorio evaluar un ajuste en el precio de la gasolina, el cual creemos que es el principal componente de la guerra económica debido al alto arbitraje que genera en las fronteras del país, de igual manera deben ajustarse los servicios de electricidad, gas, telefonía y transporte masivo (metro), para aligerar la carga del estado, y compensar los subsidios directos que está implementando el gobierno nacional y cualquier otros que se generen en el marco de la formulación del programa.

En contrasentido al aumento de los servicios básicos,  el programa económico debe conducirnos hacia una integración entre la política monetaria y la  política fiscal, con el objetivo de  garantizar la estabilidad de los precios vía aumento de la tasa de interés y otros instrumentos monetarios, incluyendo las criptomonedas. Esta política debe estar dirigida por el BCV, mientras que el ejecutivo debe garantizar el aumento del poder adquisitivo de los venezolanos vía subsidios directos en el corto plazo y aumento pausado de los salarios. Es importante que tengamos en cuenta que sí no logramos detener la hiperinflación, la reconversión monetaria no tendrá sentido.

También en el corto plazo, el gobierno cuenta con tres o cuatro  fuentes de ingresos reales, entre los que se encuentra, los generados por la industria petrolera, la industria de la minería,  el endeudamiento interno y externo, los ingresos tributarios y la implementación de la criptomoneda El Petro. Parte de estos ingresos deben destinarse a la cobertura de los programas de protección social mediante las mejoras impostergable del gasto público.

La gradualidad de la política fiscal y monetaria traerá mejores condiciones para promover un tipo de cambio de equilibrio que contribuya a la estabilidad de precios y competitividad de la producción nacional, estas medidas estarían ayudando a generar un clima de confianza necesario para el aumento de la inversión y captación de recursos en la economía.

Las inversiones deben dirigirse a los sectores  cuya rápida expansión impulsaría  el resto del sistema, recordemos que una economía no crece en la misma proporción en todos los sectores, por lo tanto hay que poner la atención en aquellos que pueden crecer por encima del promedio general y que sea de gran atractivo para la inversión extranjera principalmente.

En el mediano plazo el programa económico resolverá los problemas más complejos de la producción y productividad del país, siempre atendiendo los equilibrios macro fiscales y monetarios para no perder el esfuerzo inicial que está por venir.

La modelación de impacto y posibles resultados es importante en el programa económico, por lo que sugerimos que el BCV y el ministerio de planificación construyan un espacio de evaluación y seguimiento del programa económico en cada uno de los ámbitos planteados.

Ovre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *