Las tasas de fertilidad continúan bajando y esto va a golpear duro a la economía

Las tasas de fertilidad continúan bajando y esto va a golpear duro a la economía

Las tasas de fertilidad total, que pueden definirse como el número promedio de niños nacidos de una mujer que sobrevive a sus años reproductivos (de 15 a 49 años), han disminuido desde 1960 aproximadamente a la mitad a escala mundial.

Esto ha moldeado drásticamente la economía global de hoy, pero una disminución continua podría tener consecuencias mucho más severas a largo plazo.

Si el mundo tiene demasiados dependientes de edad avanzada y no hay suficientes trabajadores, la carga sobre el crecimiento económico será difícil de superar.

Tasas de fertilidad globales desde 1960

Las tasas de fertilidad comienzan a disminuir

Primero, es importante abordar algunas de las razones de estas bajas tasas de fertilidad.

En los países desarrollados, la introducción de anticonceptivos disponibles comercialmente ha jugado un papel importante, pero esto también coincidió con varios cambios sociales importantes.

Los cambios en los valores religiosos, la emancipación de las mujeres y su creciente participación en la fuerza laboral, y los mayores costos del cuidado y la educación de los niños, son factores que han contribuido a  la disminución de las tasas de fertilidad.

Las tasas de natalidad disminuyen, la económica cobra

Inicialmente, las tasas reducidas de dependencia infantil fueron realmente beneficiosas para el crecimiento económico.

Al retrasar el parto, los hombres y las mujeres podrían obtener una educación antes de formar una familia. Esto era importante en un mercado laboral cambiante donde las pequeñas empresas familiares estaban en declive y se requería una fuerza laboral más calificada y especializada.

Los hombres y las mujeres también podrían optar por comenzar sus carreras antes de tener familias, mientras pagan más en impuestos sobre la renta y disfrutan de los beneficios de un mayor ingreso disponible.

El aumento del poder adquisitivo crea demanda, lo que estimula el crecimiento del empleo, y la economía se beneficia a corto plazo.

Un fenómeno global

Mapa de las tasas de fertilidad

Las tasas mundiales de fertilidad comenzaron a caer sustancialmente a mediados de la década de 1960. Si bien cada país tiene sus propias causas subyacentes para esto, es interesante que en las naciones desarrolladas y en desarrollo, la tendencia a la baja sea similar.

Parte de esto se debe a los propios esfuerzos de los países en desarrollo para controlar su población en rápida expansión. En China, la Política del Hijo Único se introdujo en 1979, sin embargo, las tasas de fertilidad ya habían caído significativamente antes de esto.

El gobierno de la India también estuvo activo en este frente, esterilizando a unos 8,3 millones de personas (en su mayoría hombres) entre 1975 y 1977 como un método de control de la población.

El desequilibrio

Así que aquí estamos ahora, con una tasa de fertilidad global de sólo 2.5, aproximadamente la mitad de lo que era hace 50 años.

Hoy, el 46% de la población mundial vive en países que están por debajo de la tasa de reemplazo global promedio de 2.1 niños por mujer.

Debido a que estos países (59 para ser exactos, incluidos los países BRIC Brasil, Rusia y China) no se están repoblando lo suficientemente rápido como para mantener a sus poblaciones actuales, estamos comenzando a ver un desequilibrio sustancial en la proporción de personas dependientes de edad avanzada a personas en edad laboral, que en las próximas décadas sólo se intensificará.

Envejecimiento de la población mundial

Para 2100, la ONU predice que casi el 30% de la población estará compuesta por personas de 60 años o más. La esperanza de vida también continúa aumentando constantemente, lo que significa que los dependientes vivirán aún más.

Entre 2000 y 2015, la esperanza de vida global promedio al nacer aumentó en alrededor de 5 años, alcanzando un promedio de 73.8 años para las mujeres y 69.1 años para los hombres.

Inversión económica

¿Qué significa esto para la economía?

A medida que esta gran población envejecida abandone la fuerza laboral, la mayoría de las tendencias positivas que fueron impulsadas por la disminución de las tasas de fertilidad se revertirán y el crecimiento económico enfrentará una carga significativa.

Población en edad laboral

El aumento global de las poblaciones mayores dependientes tendrá graves consecuencias económicas. Los costos de atención médica para las personas mayores agotan los recursos, mientras que la población laboral más pequeña luchará para producir suficientes ingresos por impuestos sobre la renta para soportar estos costos crecientes.

Es probable que esto haga que disminuya el poder adquisitivo, que disminuya el consumo, que disminuya la producción laboral y que la economía se estanque.

Soluciones

La inmigración ha sido una fuente de sustento de la población a corto plazo para muchas naciones, incluidos Estados Unidos y Gran Bretaña. Sin embargo, aparte de las tensiones sociales obvias asociadas con esta estrategia, los inmigrantes a menudo son adultos ellos mismos cuando se reubican, lo que significa que ellos también serán dependientes mayores pronto.

Varias naciones ya están experimentando los efectos de una gran proporción de personas mayores dependientes. Japón, con una cuarta parte de su población total actualmente mayor de 65 años, ha sido pionero en el desarrollo de tecnologías, como la robótica, como una solución para aliviar los escasos recursos de atención médica.

Muchos países están reestructurando los programas de atención médica con soluciones a largo plazo en mente, mientras que otros intentan reducir el costo del cuidado y educación infantil.

 

Visual Capitalist / OVRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *