Preguntas y respuestas sobre la economía colaborativa

Preguntas y respuestas sobre la economía colaborativa

Cuando se empieza un negocio de tipo colaborativo, lo primero que hay que hacer es identificar una necesidad que se debe resolver, así como quién será el destinatario del proyecto.


Los negocios colaborativos son aquellos que sirven de intermediarios, a través de una plataforma online, entre aquellos que prestan algún tipo de servicio y los usuarios. En este tipo de negocios resulta fundamental ofrecer credibilidad e inspirar confianza para captar y retener a los clientes.

Como estas empresas no tienen un solo cliente, tienen que diseñar estrategias de atracción, aprovechando la velocidad, facilidad y bajos costes como principales ventajas para ello. Según indican los expertos, la rentabilidad de estas empresas tiene lugar cuando ganan todas las partes, desde una plataforma que les da la posibilidad de pasar de 100 a 10.000 usuarios.

Un estudio que se hizo en 2013 señaló que se espera que, para el año 2025, la economía colaborativa alcance unos 335.000 millones de dólares. El año en que se hizo este análisis la cifra estaba en 26.000 millones de dólares.

¿Cómo se inicia un negocio de economía colaborativa o compartida?

Cuando se empieza un negocio de tipo colaborativo, lo primero que hay que hacer es identificar una necesidad que se debe resolver, así como quién será el destinatario del proyecto. Después hay que configurar una solución con un producto mínimo viable, que se pueda validar en el mercado.

Una vez que se tienen claros estos conceptos, lo siguiente es crear una comunidad que esté dispuesta a ofertar el servicio. En esta etapa hay que demostrar confianza y garantías para consolidar a la comunidad de clientes, lo cual puede conseguirse a través de una buena estrategia de posicionamiento y marketing en general.

Existen muchos tipos de negocios de este tipo. Algunas empresas de economía colaborativa atienden el vacío de las marcas. Otras aplicaciones se dedican por ejemplo a masificar la orientación médica gratuitamente.

¿Por qué se debe contratar una asesoría online en un negocio colaborativo?

El problema es que las leyes no van al mismo ritmo que la innovación tecnológica, por lo cual es necesario contar con los servicios de una asesoría online, la cual estará siempre al día de las reformas legislativas y podrá aplicarlas en todo momento al negocio.

Los expertos apuntan al hecho de que las normas actuales aplican para un modelo económico propio del siglo XX. En este sentido, estos especialistas apuntan también a que es necesario analizar el costo de oportunidad en el caso de no adecuar el marco normativo: si constituye una barrera, o si por el contrario se facilita la transformación digital.

No obstante, los sectores económicos tienen claras ya las ventajas que les supone la economía digital, a la hora de que las pymes compitan con grandes empresas. Existen desafíos también en relación con la calidad de la prestación de los servicios, así como en lo relativo con la lectura de los emprendedores colaborativos de la regulación de cada país. Así lo han manifestado también los expertos.

Inversión en asesoría online

¿Qué tipos de negocios economía colaborativa podemos encontrar?

Existen distintos tipos de economía colaborativa. Una primera categoría sería el consumo colaborativo, que usa plataformas digitales mediante las cuales los usuarios contactan para intercambiar bienes o artículos, casi siempre de forma altruista y gratuita.

El conocimiento abierto por su parte constituye todas aquellas modalidades en las que se promueve la difusión del conocimiento sin barreras legales o administrativas. Otro tipo de economía colaborativa es la producción colaborativa, formada por redes de interacción digital en los que se promueve la difusión de todo tipo de proyectos o servicios. A diferencia de los modelos anteriores, lo que se ofrece se produce dentro de estas células.

Finalmente cabe destacar las finanzas colaborativas, constituidas por préstamos, ahorros, microcréditos, donaciones y vías de financiación. El usuario se pone en contacto con otros usuarios para cubrir sus necesidades en estos aspectos. El crowfunding es el mejor ejemplo de este tipo de economía colaborativa, y tiene lugar cuando alguien aporta su capital a una iniciativa de forma desinteresada.

¿Cuáles son las ventajas de la economía colaborativa?

Con respecto a los beneficios de la economía colaborativa, en primer lugar señalar el desarrollo sostenible. Este tipo de economía estimula el dar un segundo uso a un producto, el cual ya no se usa y se le da por ello un nuevo destinatario.

También supone un ahorro, ya que la mayor parte de los productos o servicios que se ofrecen mediante la economía colaborativa tienen precios módicos o simbólicos. Por otro lado, se promueve la gestión de recursos, ya que, si a una persona le sirve una cosa, probablemente también le servirá a otra.

Además de lo anterior, la economía colaborativa conlleva una mayor oferta, ya que los productos que tienen un segundo uso y los servicios compartidos aumentan la oferta que se puede encontrar en los mercados al uso. Y sin duda alguna, este tipo de economía es ventajosa a nivel medioambiental, ya que al reutilizar y compartir servicios se contribuye a la sostenibilidad y cuidado del medio.

Tomado de clm24.es

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *