SEXO (Del lat. sexus) sust. m. Arista indeleble al ejercicio del poder

SEXO (Del lat. sexus) sust. m. Arista indeleble al ejercicio del poder

El poder en el devenir de las relaciones socio-económicas, para algunos estudiosos, posee una arista asociada a la sexualidad que suele permanecer en el Back Stage. Y se manifiesta en su ejercicio, desde la irrupción o vulneración de las normas establecidas por el mismo poder… El filósofo, sociólogo e historiador francés, Michel Foucault al respecto afirma que «Mucho tiempo habríamos soportado, y padeceríamos aún hoy, un régimen victoriano. La gazmoñería imperial figuraría en el blasón de nuestra sexualidad retenida, muda, hipócrita». [1]

Aunque en la actualidad los reconocimientos biopsicosociales sobre el sexo y la sexualidad han formado parte de nuestra “sociedad moderna”, los tabúes y ocultismos sobre el tema continúan generando investigaciones y polémicas interminables.
A lo largo de la historia, la sexualidad ha sido interpretada y normada desde distintos enfoques; religiosos, económicos, políticos, psicológicos, biológicos por mencionar algunos. Esto ha devenido en una multiplicidad de perspectivas y escenarios sobre el tema.

En cuanto a la sexualidad en el marco del ejercicio del poder, Foucault sugería: “El sexo no es cosa que sólo se juzgue, es cosa que se administra. Participa del poder público; solicita procedimientos de gestión; debe ser tomado a cargo por discursos analíticos: En el siglo XVIII el sexo llega a ser asunto de policía”. [2]

Estamos hablando de una sociedad fragmentada en opiniones sobre la sexualidad; sociedad que a su vez tiene la capacidad de mantener un doble juego entre “lo punible por la norma” y “lo mediático” de la sexualidad. Algunas veces pareciera un tema conveniente desde las esferas del poder; ejemplo de ello: Cuando se conoció que el presidente del Fondo Monetario Internacional Dominique Strauss-Kahn había sido arrestado en New York, acusado por una camarera de un reconocido hotel, quién aseguró haber sido víctima de intento de violación y agresión sexual.

Fueron los mismos medios de prensa franceses quienes reseñaron lo inconveniente del escándalo para el diplomático en sus aspiraciones de sustituir al entonces presidente Nicolás Sarkozy en la máxima jefatura del país galo.

Otra referencia sobre el tema sexual involucró a la costarricense Karina Bolaños, quien fuera titular del Viceministerio de Cultura y Juventud de su país; destituida de su cargo tras filtrarse un vídeo en el que se le veía en ropa interior enviándole un mensaje a un supuesto amante. Pese a que la política aseguró que fue víctima de un caso de extorsión, la presidenta, Laura Chinchilla, la cesó inmediatamente de sus funciones.

El sistema económico mercantil estableció procesos y reglamentos que determinaron algunos patrones de funcionamiento socio-culturales con base en controles, prohibiciones, restricciones y fomento del crecimiento demográfico, donde el sexo y la sexualidad se desdibujan cual tabú en pleno siglo XXI; aún teniendo un papel protagónico en los procesos sociales y culturales.

Entonces resultaría importante para los análisis asertivos sobre el poder y sus aristas, tomar en cuenta el desempeño de la sexualidad y como éste, cambia e influye en un escenario sociopolítico, al generar afectación en múltiples niveles y esferas.

¿Será conveniente sincerar la discusión sobre los impactos de la sexualidad como arista del poder; cuando pareciera servirle, soportando la actual estructura y conservando una invisibilización y menosprecio del tema?

¿Es la discusión de la ideología de género suficiente para explicar la relevancia de la sexualidad y su vinculación a los espacios de poder?

Tal vez se estarían dando pasos hacia una reconfiguración.

Pandora C. / OVRE

Referencias:

Imagen: Playboy México www.playboy.com.mx

[1] y [2] Foucault, Michel (1977 [2009]). Historia de la sexualidad 1. La voluntad de saber (Segunda edición. Decimocuarta Reimpresión). México: Siglo XXI. ISBN 978-968-23-1735-4.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *