El Socialismo o Estado Bienestar Nórdico

El Socialismo o Estado Bienestar Nórdico

Econ. Ingerzon Freites /@indafrero

El modelo nórdico cuenta con un fuerte  Estado Bienestar que compagina   el   desarrollo económico con un alto nivel de protección social que incluye bajas tasas de desempleo y pobreza, y un alto nivel de acceso a la salud y educación pública.


El modelo nórdico (Dinamarca, Finlandia, Noruega, Islandia y Suecia) se caracteriza por un elevado gasto público en protección social, mercados laborales relativamente liberados y un importante número de sindicatos  que tienen peso en la actividad económica de los  países que lo componen. En el resto de Europa funciona al menos dos modelos distintos, el modelo anglosajón de Irlanda y Gran Bretaña y el modelo continental caracterizado por una mezcla sin proporciones definidas de alta protección del empleo, subsidios por desempleo y alta intervención del Estado en la economía.

De los tres modelos, el nórdico al parecer es el que mejores resultados ha obtenido en las últimas décadas, Finlandia, Dinamarca y Suecia se encuentran dentro de las economías  más  competitivas  del  mundo,  a pesar de su  fuerte  protección  social, (siendo esto una crítica de los economistas neoliberales). El  crecimiento  de  estos  países  está  muy  por  encima  de  la  media  europea, y  mantienen  niveles  relativamente  bajos  de  desempleo.  La  flexibilidad  de  la política laboral en el modelo nórdico ha sido un factor determinante para estos resultados positivos.

La población total de estos países  para el 2017 era aproximadamente 27 millones de habitantes, compuesto por 5,4 millones de Finlandia, 5,2 millones de Noruega, 9,9 millones de Suecia 5,7 millones de Dinamarca y unos 400 mil de Islandia.

En el caso de los aspectos económicos como palanca de desarrollo y bienestar social, tenemos que  Finlandia ocupa el puesto 43 por el volumen de su PIB y su deuda pública representa el 63,1% de su producto interno, su principal actividad económica  esta basada en grandes recursos forestales, altos niveles de inversión de capitales y máximo desarrollo tecnológico. Tradicionalmente, Finlandia ha sido un importador neto de capital para financiar el crecimiento industrial. Desde la década de 1980, la tasa de desarrollo económico de Finlandia ha sido una de las más altas de los países industrializados.

Noruega es una economía muy dependiente de su actividad energética, sin embargo tiene buenos encadenamientos en sectores como el de alimentación, construcción naval, textiles, papel, madera, metales, minería y pesca. La deuda pública de noruega representa el 37% de su Producto Interno Bruto, tiene una alta tasa de desarrollo, un sector publico bastante robusto,  una elevada esperanza de vida y una seguridad social extensa y beneficiosa para gran parte de la población.

La economía de Suecia es la numero 33 del mundo, y mantiene una deuda pública de 42,2% con respecto a su PIB, los principales sectores están asociados a la actividad agrícola, como lo es la producción de cereales, productos lácteos, carne, madera y patatas. Estudios reflejan que la producción agrícola permite casi por completo la autosuficiencia alimentaria del país. En cuanto a los beneficios sociales Suecia ha encontrado la fórmula de  un gran bienestar e igualdad social dentro de la población sueca.

Dinamarca tiene una economía dependiente de las importaciones de materia prima, y ocupo el puesto 34 del rankin mundial, su deuda pública representa el 37,7% del Producto Interno Bruto. En cuanto a la política social, Dinamarca posee una amplia red sanitaria, educativa y laboral que alcanza a la totalidad de la población, y a la que se destina la mayor parte del presupuesto público.

Islandia cuenta con una economía bastante pequeña cuyos sectores principales basan sus actividades en el procesamiento de pescado, aluminio, producción de  ferrosillo, energía geotérmica, turismo, textiles entre otro. La deuda pública de Islandia representa el 98,8% de su PIB, y su economía ocupa la posición 103 de 193 países. En cuanto a su política social este es, de los países con menor desempleo en términos porcentuales, sus habitantes tienen un  buen nivel de vida y así lo indica el IDH de las Naciones Unidad, en cuanto al sistema de educación en Islandia podemos decir que es uno de los más respetados del mundo, gracias a su cobertura y alto nivel de formación. Casi el 100% de la población está alfabetizada, cuenta con establecimientos privados, pero la mayor parte del sistema es público al igual que el sanitario.

El modelo nórdico cuenta con un fuerte  Estado Bienestar que compagina   el   desarrollo económico con un alto nivel de protección social que incluye bajas tasas de desempleo y pobreza, y un alto nivel de acceso a la salud y educación pública. A pesar que en este artículo no desarrollamos con amplitud los aspectos económicos y sociales de estos países,  investigaciones más profunda demuestran que los países escandinavos son competitivos en materia de protección social y ocupan los primeros puestos en cuanto al desarrollo económico.

La preocupación por los gobiernos nórdicos de mantener alto estándares de vida a en su  población están asociado a la cultura socialista que se  instauro en Europa  después de la segunda guerra mundial, y a pesar que existe un gran debate acerca la ideología de sus modelos, queda claro que estos países han logrado el equilibrio entre lo privado y lo público, priorizando siempre el buen vivir de sus ciudadanos.

El éxito económico de las economías de estos países tiene que ver con el desarrollo de encadenamientos productivos que permitieron diversificar la economía, no como modelo exportador, pero sí  como complemento de la demanda interna y estimulador de empleos con alta tasa de productividad.

Hoy estos países siguen pensando en el bienestar social, y en la actualidad han comenzado con la aplicación a nivel experimental de la llamada renta universal, el cual busca como objetivo dotar de un  salario básico aquellas personas que se encuentren en situación de paro o desempleo.

Finalmente no puedo callar mi admiración por este modelo económico-social, y soñar que mi Venezuela amada pueda llegar a los niveles de seguridad, protección y bienestar social de estos países, el cual debemos construir, muy a la venezolana, pero con el mismo objetivo de garantizar la mayor suma de felicidad posible a la población.

Soñar es la más valiente expresión ante las imposiciones de los poderosos. (IF)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *