Sudamérica sufre depreciación de monedas por crisis internacional

Sudamérica sufre depreciación de monedas por crisis internacional

Varios países sudamericanos sufrieron en los últimos meses una depreciación de sus monedas frente al dólar, debido a la crisis internacional que convirtió a la divisa estadunidense en uno de los mejores refugios. Analistas financieros vinculan este fenómeno a la caída de los precios internacionales de las materias primas y las turbulencias financieras en China, lo que provocó que los inversionistas se volcaran a comprar dólares para evitar pérdidas financieras. También incide la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos respecto a los tipos de interés, lo que configura un panorama que, a juicio de expertos, seguirá afectando a las monedas sudamericanas lo que resta de este año. Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), las monedas de 15 países latinoamericanos se depreciaron en 2014 debido a los anuncios efectuados sobre política monetaria por las economías desarrolladas, a lo que se sumó una considerable caída de los precios de los productos básicos. Además, a esos factores se sumaron “la menor disponibilidad de fondos en los mercados internacionales, el menor apetito por activos de países emergentes, la desaceleración del crecimiento en países de la región y las menores tasas de interés como resultado de la relajación de las condiciones monetarias”. El organismo de Naciones Unidas acotó que, entre diciembre de 2014 y abril de 2015, Brasil acumuló una depreciación de 14.9 por ciento, seguido de Uruguay (9.1 por ciento) y Paraguay (7.0 por ciento).

Añadió que “en países con tipos de cambio más flexibles, como Brasil, Chile, Colombia y Perú, la depreciación de las monedas con respecto al dólar y el efecto de transferencia relacionado fueron elementos que contribuyeron a explicar un aumento de la inflación”. En este marco, varios bancos centrales de la región, como el brasileño y el peruano, emplearon el año pasado y en parte del actual sus reservas internacionales para intervenir los mercados de divisas y atenuar las fuertes presiones a la depreciación de sus monedas. Aunque se esperan bajas en las inversiones extranjeras directas en sectores como la minería y la energía, lo que afectaría a países como Chile y Perú, los exportadores de esas naciones se verán favorecidos por un dólar de mayor valor, pero se observaría una baja de la demanda interna.

Analistas financieros también prevén que el futuro de las monedas sudamericanas, en particular de Chile, Perú y Brasil, dependerá del futuro de la economía china, ya que su crecimiento económico depende de la exportación de materias primas a la nación asiática. La moneda más depreciada de Sudamérica este año, respecto al dólar estadunidense, es el real brasileño, con una tasa de 31.1 por ciento, seguida de Colombia (25.8 por ciento), Paraguay (18.0 por ciento), Uruguay (17.0 por ciento), Chile (12.8 por ciento) y Argentina (9.1 por ciento). Un caso particular es el de Ecuador, que tiene al dólar como moneda única desde 2000 y que ve como, producto de la depreciación que viven los países vecinos, las exportaciones se encarecen y las importaciones se abaratan. El presidente ecuatoriano Rafael Correa aseveró hace unos días que “el petróleo sigue cayendo, y el dólar se ha apreciado, lo cual hace al Ecuador un país caro”, tras lo cual recordó que se aplicaron salvaguardias a un tercio de las importaciones para evitar la salida de divisas. Otro caso es Venezuela, donde la depreciación del bolívar sólo se puede medir en el mercado paralelo al oficial y ésta llegaría, según estimaciones de entidades bancarias, al 750 por ciento en los últimos 12 meses. Este fenómeno provocó que, por ejemplo, un billete de 100 bolívares, el de mayor denominación, solo valga 13 centavos de dólar al tipo de cambio en el mercado paralelo.

Ver más en: www.20minutos.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *